Saturday, December 15, 2007

Carta Abierta por las Librerías Independientes


Lo que va a mantener la escritura viva en este país son las librerías independientes. Las necesitamos desesperadamente. Si la gente que vende libros, no lee libros y no sabe nada acerca de ellos, todo se evapora. Demasiadas pequeñas librerías han cerrado sus puertas, y eso hace que uno comience a temer por el futuro. Asumiendo que los libros son importantes –y yo creo eso- entonces estas librerías son importantes, algo fundamental para la salud espiritual de la nación.
Paul Auster
(prólogo de Bookstore: The Life and Times of Jeannette Watson and Books & Co.)


En el año 2005 el tres veces ganador del Pulitzer, Thomas Friedman, publicó el libro La Tierra es Plana (The World is Flat), sobre como la globalización impacta con los mismos fenómenos en todo el mundo.

Catorce años antes de esta publicación, John Grisham publicó en Estados Unidos el libro The Firm que rápidamente se convirtió en best seller. Como en 1991 la tierra era menos plana, quizás porque la web no tenía la penetración que tiene ahora, el libro tardó algunos años en convertirse en best seller en el resto del mundo. Pero lo hizo en Argentina, en la República Checa y en cada ciudad del globo. Y la tierra ya se estaba aplanando.

Quien haya visitado Nueva York en los 90' recordará la ausencia de Estaciones de Servicio en la parte más céntrica de la ciudad. Y no precisamente porque no hubiera autos, sino porque la tierra era tan cara que las esquinas en donde antaño se ubicaban surtidores de gasolina, habían sido vendidas para dar lugar a edificios.

¿Suena familiar? Cualquiera que luego de estar un par de años encerrado, se subiera hoy a un auto y recorriera la ciudad de Buenos Aires en busca de un surtidor de nafta, se sorprendería al ver que en la mayoría de las esquinas en donde antes había una Estación de Servicio, hay ahora una obra en construcción. Porque la tierra no solamente es plana, sino también cara.

Y a medida que la tecnología se expandió, los fenómenos se globalizaron con mayor rapidez.

Se necesitan sólo 0,17 segundos y una conexión a Internet para que Google devuelva 828.000 resultados como respuesta a la búsqueda de “independent bookstore close rent” (cierre librería independiente alquiler).

Porque la tierra que toma la denominación de metros cuadrados cuando hablamos de locales comerciales, se vuelve tan cara que se torna imposible de sostener para quien vende –solamente- libros. Y esta historia se repite con iguales características en ciudades tan distantes como Madrid, México DF, Nueva York, y Buenos Aires.

Como escribió el escritor Eduardo Mendoza en una nota en el Diario El País de España, en Septiembre último:

“Asisto a una reunión de libreros independientes, una raza en peligro de extinción. En el transcurso de la velada se dan datos y se examinan las causas. Las grandes superficies, claro. Pero hay otras: en el centro de la ciudad los alquileres son prohibitivos y en la periferia hay menos gente de paso.”

Y cruzando el océano, llegamos a Alto Palermo, en donde hasta fin de este año habrá 3 librerías y alrededor de 1.200 metros cuadrados destinados a libros; pero en unos pocos meses, el lugar que hoy ocupa Capítulo dos será ocupado por un local de indumentaria, y las otras 2 librerías deberán mudarse, a locales más pequeños.

Al final de la movida, la propuesta de libros en dicho shopping se verá reducida a 350 metros cuadrados, y a 2 librerías en lugar de 3.

Cuando en octubre del año 2003 abrimos las puertas de Capítulo dos elegimos como slogan la frase Encontrate con un libro, porque sinceramente estábamos convencidos que el desafío era recrear un espacio en donde los lectores pudieran volver a encontrarse con los libros, con los autores y con libreros de oficio que pudieran guiarlos y agregarles valor en el descubrimiento de nuevos libros y nuevos autores.

Desde el punto de vista de negocio, nuestro diagnóstico era que el mercado de las librerías se había consolidado: quedaban menos librerías independientes y las cadenas tenían cada vez mas participación de mercado. Pero al mismo tiempo, estábamos convencidos que esta consolidación no había traído mejoras en la experiencia de compra del Cliente al cual nosotros queríamos dirigirnos.

En un mercado heterogéneo, efectivamente había Clientes que valoraban la posibilidad del one stop shopping, y comprar en un mismo lugar un libro, un blister de pilas, y un muñeco de Harry Potter, atendido por un vendedor que tenía capacidades también heterogéneas, que le permitían hacer una recomendación en terrenos tan diferentes como los productos que vendía.

Pero también existía un segmento en ese mercado, que eran los Clientes que extrañaban entrar a una librería que no vendiera rompecabezas y agendas, que simple y solamente se ocupara de los libros. En definitiva, una librería de libreros, y atendida por libreros que habían hecho de este oficio su elección.

Para estos lectores creamos Capítulo dos. Como escribe el Agente Literario Guillermo Schavelzon en una nota aparecida el último fin de semana:

… a los buenos lectores, aquellos que se alarman al ver las vidrieras de las grandes librerías, en las que la exhibición no se decide en función de los intereses de los lectores, sino de los márgenes comerciales que cada editorial le otorga. Sistema perverso si los hay, ya que por ese camino lo único que las librerías lograrán, a mediano plazo, es quedarse sin lectores.
El fenómeno ocurre en todo el mundo: suben los alquileres y las librerías independientes cierran. Quedan los superstores (en países como Estados Unidos) y las librerías de cadena en Argentina, que tienen en función de su volumen de venta mayores márgenes que le permiten hacer frente a estos mayores costos; o tienen una apuesta estratégica que les permite absorver pérdidas en algunos locales, para sostener su participación en el mercado.

Cuando quien gerencia los metros cuadrados de un shopping decide que el único ratio a tomar en consideración es el de venta por metro cuadrado, opta por condenar al público que asiste a su centro comercial a contar con librerías que ya no tendrán espacios suficientes para llevar adelante presentaciones de libros, lecturas, eventos… Para quienes además creemos que las librerías independientes cumplen el rol de fortalecer la bibliodiversidad, esta concentración en pocas cadenas, que se proyecta mas robusta, no hace más que entristecernos.

En estos 4 años que estuvimos en Alto Palermo logramos hacer honor a esa promesa que decía Encontrate con un libro. Tuvimos el honor de presentar decenas de libros y autores: Marcos Aguinis, Felipe Pigna, Alberto Laiseca, Marcelo Birmajer, Juan Sasturaín, entre muchos otros. Realizamos actos para recordar los aniversarios del asesinato de Anna Frank –en donde la actriz Emilia Mazer leyó fragmentos del Diario de Anna-, y los natalicios de Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Charles Bokowski y Pablo Neruda. Leímos poesía y tomamos vinos. Cocinamos con Martiniano Molina, y presentamos el reciente libro de Narda Lepes.

En Mini 2, nuestro espacio dedicado a los jóvenes lectores, realizamos cantidad de Tardes de Cuentos, de obras de teatro, de charlas sobre maternidad y crianza.

Hace apenas un par de semanas llevamos a cabo conjuntamente con otras empresas el Buenos Aires PoD: un evento de Print on Demand (Impresión por Demanda) en el marco del cual montamos un taller de impresión de libros agotados en la misma librería, en donde los Clientes podían ver in situ todo el proceso de impresión y encuadernación de un libro, y llevarse su ejemplar en sólo 4 minutos.

No podemos decir que nos vamos porque no nos fue bien: En noviembre de este año nuestra facturación creció el 49% comparada contra noviembre del año pasado, y un 40% en ejemplares.

Sin embargo, frente a la decisión de Alto Palermo de llevar adelante una Licitación entre Capítulo dos y otra de las librerías, para decidir por ese mecanismo cuál “valoraba más el lugar”, nos pareció que no podíamos hacer frente a los altos valores de Llave y Alquiler que se pretendían como base, ya que estos condenaban a la librería a perder una cantidad de dinero imposible de soportar por una librería independiente durante toda la duración del contrato.

Hace poco tiempo escuché a Felipe Pigna contar una anécdota de Sarmiento, en la que sus detractores lo acusaban diciéndole “Si a Usted se lo da vuelta, no se le cae una moneda”, a lo que él respondió: “Y si a Ustedes se los da vuelta, no se les cae una idea”. Sin ánimo alguno de llevar adelante una comparación que sin duda nos quedaría enorme, sigue provocándonos una sonrisa estar de la vereda de los libreros con ideas.

Ernesto Skidelsky
ernesto@capitulodos.com

74 comments:

matiasch said...

Leo el post y pienso que lo mismo ocurre con las disquerías. Ya quedan pocos que sepan de jazz o clásica. Piscitelli (la disquería) sigue siendo un oasis en Buenos Aires. Nadie sabe tanto como ellos de discos, intérpretes e -incluso- historia musical. Con Capítulo 2 nunca tuve demasiada relación como cliente porque, sencillamente, también soy melómano y me gusta eso de mirar libros y discos alternativamente, en un mismo espacio. Además, por lo general, cuando voy a una librería, voy sabiendo qué voy a comprar o qué busco. Nunca me dejo llevar por el librero. No por mala onda, sino porque siempere hay un libro que ya se de antemano cuál es. Y eso de entrar a un local y preguntar: ¿Qué me recomienda? Es de señora gorda, ávida de leer algo que la entretenga.
Creo que, quizá, en el caso de C2 se equivocaron de sitio. Porque instalar una librería de esas característica en medio de una fauna de locales y marcas como lo es el Alto Palermo.... no sé, no le encuentro mucho sentido. Sí, le encuentro sentido a lo que hizo la gente de Eterna Cadencia o El Crack-up, en Palermo Viejo. No sé cómo les va, pero creo que no mal. No deja de ser una pena lo de C2, pero a lo mejor deberían replantear los lugares en dónde ponen los locales, para no ser visitantes y quedar sometidos a la mezquindad de un tipo que pide una base de llave muy alta. Saludos y suerte desde www.tintenkuli.wordpress.com

Fernando said...

El local de Galerias Pacifico, ¿va a seguir abierto, no?. Paso seguido, porque tienen varios libros que no tienen otras librerias masivas.

www.ramiropol.com.ar said...

Es muy triste, pero refleja la realidad educativa/cultural que nos toca vivir. ¿Qué lugar ocupan los libros en la vida de la gente?, ¿Qué lugar ocupan la imagen y la estética en la vida de la gente?.

En una sociedad que patina por un sueño, es claro que el lema triunfante es "Business are Business".

adriana said...

hola,soy Adriana,actriz,estoy en miami en este momento,y compre alli un libro para traer a mis amigos de aca (parece que fue una de las ultimas compras alli)y lamento profundamente lo que me informan...lastima,pero ya nada me sorprende de nuestra querida Argentina y su cultura...tan maltratada por los argentinos...Yo estoy regresando en breve,y estas noticias hacen que no me den demasiadas ganas...o si: para seguir luchando por una sociedad pensante...
Ojala puedan seguir vendiendo libros...DONDE SEA!!!!!

Carola said...

Hola mi nombre es Carola y tengo 35años, creo que soy de la generacion la cual crecio con libros de cuentos... libros de todas clases.. asi lo demuestra mi biblioteca llena de libros. Como me gustaba que me regalaran libros.. y como me los devoraba.. claro esta no es el caso de nuestros hijos y adolescentes ...ya se me van a decir .. que los tiempos cambian.. que la tecnologia..ojo me encanta la tecnologia es mas soy Ingeniera en Sistemas pero una cosa no tiene nada que ver con otra. Lamento muchisimo que lo economico gane a lo cultural.. como en tantos otros aspectos, pero me encantaria que nos demos cuenta que el saber de pueblo que lee y se instruye es mas valioso que otro que no lo hace.Espero tengan suerte y vuelvan o sigan con mas fuerza.. en otro lado.
Saludos.

Anonymous said...

No puedo ceer lo que leo . Es una verdadera lástima que la gente no valore a los libros y todo lo que ellos nos aportan. Fui a una charla sobre rianza en Capitulo 2 en el Alto Palermo , y había muchas mamás con sus chicos ...ninguna otra librería organiza este tipo de eventos ...realmente es un lástima.

nydia said...

Necesitamos esta librería.
Necesitamos libreros que lean libros.
Creo que somos muchos los que los necesitamos.
¿qué podemos hacer para recuperarla?

claudia said...

Me da muchísima bronca que pasen estas cosas,yo vivo en Chivilcoy y siempre iba a Capítulo II, donde me asesoraban y siempre me conseguían los libros que no conseguía en otra parte. Siento que nos están quitando el poco oxígeno que nos queda. Voy a extrañarlos y ojalá puedan seguir en otro lugar, con la misma linda gente. Fue un placer entrar en estos 4 años a esta librería... como regalo de Reyes, me parece una horrible pesadilla!!!!!

Anonymous said...

Es una lástima: esta librería es un oasis en la jungla de descartables y banalidad que es nuestra cultura! actual.

cr said...

Ah que pena. Cuando podía y quería comprar un libro nuevo iba siempre ahí, solo entro al shopping por ir a esa librería. La voy a extrañar.
Quizás puedan encontrar un local más acorde con su espíritu.
saludos

Anonymous said...

Nos parecio muy buena la librerìa mientras existio . Muchas veces disfrutamos de leer cuentos allà , el espacio que tenìan para chicos nos lleno de alegrìa muchas veces.Crecimo leyendo cuentos allì Les mandamos un saludo y gracias pòr la simepre buenas recomendaciones

Erik (9 ) y Guido (6)

Horacio said...

Hola, lamento profundamente el cierre de Capitulo 2 en el Alto Palermo pero es una demo mas de "lo que importa" a los "dueños del shopping".
Yo afortunadamente seguire disfrutando del local de Gal. Pacifico y de la inmensa sabiduria de Hugo con quien comparto el placer de charlar un buen rato sobre novedades en los pàrentesis de mi trabajo que aprovecho para visitarlos.

Maria Julia Goyena/Tourbellyne said...

Lamento profundamente, que cierre Cápitulo 2,me encanta. Y extrañaré el hecho de tenerla cerca. Encontré cosas, cosas que no encontraba en otros lados.

Luz said...

Que pena...pero no sorprende. Iremos con MUCHISIMO GUSTO a visitarlos con mi hija a Galerias Pacifico. Y yo los consumire x internet. Que esto no mate, que los fortalezca. Y que puedan seguir creciendo infinitamente, desde otro lugar.
Luz

Lic. Santiago Bozzetti said...

Una lástima realmente que el Alto Palermo haya decidido darle menos espacio a los Libros, entiendo que a las mujeres que van allí -mayoría, según el lema del shopping-, leguste más la ropa que los libros, pero se olvidan que gran parte de ellas van con esposos o novios, y los únicos "refugios" que tenemos mientras esperamos a ellas son las librerías y "Planeta Zenok".

Los seguiré visitando en las otras librerías

Lina Lara said...

Habrá que encontrar en el fondo de los bolsillos alguna idea para resolver semejante situación. No les faltará apoyo de los lectores-clientes.
El mall para los turistas y nativos orientados al consumo material. Pero sigue habiendo vida en la ciudad, aunque se pretenda ordenar y organizar alrededor de criterios economicistas.
Las ciudades se aplanaron pero ciertamente tienen una cierta inclinaciòn en algunas zonas haciendo que en determinados puntos haya mayor o menor concentraciòn (de bienes culturales, educativos, sociales, econòmicos etc.)
Internet y la globalizaciòn impactaron, claro que sì.... pero el placer de recorrer los pasillos de una librerìa sigue intacto y muestra de ello es el èxito constante de la Feria del Libro de la que siempre tenemos algun comentario para hacer pero siempre estamos presentes como lectores.
Mi deseo es que encuentren un lugar en el que los pibes se sientas como en su casa para despanzurrarse a leer un libro, las madres descubran los libros chupables para sus bebés, las señoras gordas encuentren la novela romántica que las atrapen, los estudiantes se asombren de que los capìtulos fotocopiados que estudiaron se encuentran compilados en un libro que les dio origen, los que han trabajado y publicado vean que su libro està allì a la venta y todos nosotros nos encontremos con distintos intereses, opiniones y gustos.
Vénganse a Palermo, seguro que habrà un lugar para Uds. todavìa no hay suficientes librerìas y descuento que público hay.
Un abrazo y a no desanimarse porque no sè si es una mala noticia del todo.

Gabriel Moreno said...

Pero múdense muchachos. Me parece odiosa la situación. Los conozco porque fui muchas veces a la librería y compré varios libros ahí. Y también descubrí nuevas lecturas gracias a sus vendedores.
Pero vamos, ¡estaban en el Alto Palermo! ¿Qué esperaban? Un gesto de grandeza? Sigan aportando a la ciudad, a la gente, a sus hijos, madres, hermanos. Pongan un local donde nadie los manipule y listo. Les fue bien con las ganancias pues tendrán esa posibilidad supongo. Y los mueven ideales, estoy convencido de que podrán.
Son necesarias las buenas librerías independientes así que, vamos, venga la denuncia pero que no quede ahí que a las palabras se las lleva el viento pero un libro… un libro ya es otra cosa!

Anonymous said...

No se desanimen. Tienen que estar contentos pues se salvaron del alud de siliconas que pronto arrasará con el Tamplo de la sonsera (Alto Palermo).
Los lectores adoramos la comunicación silenciosa que se establece entre los clientes que frecuentan determinadas librerías.
Hasta hace poco viví en Las Cañitas, cuando quería un libro entraba en el pequeño local atiborrado de una librería en la calle Maure; no sólo porque me atendían muy bien; sino porque así zafaba del encuentro para nada místico con las señoras clonadas de la librería del otro Templo de la sonsera.
Ahora que vivo en el campo, compro por Internet. Jamás los abandonaré.
Suerte, suerte, suerte.

Anonymous said...

les deseo lo mejor en esta nueva etapa... y coincido con los comentarios "anti-shopping"... una libreria con el espiritu de Capitulo 2 va a funcionar en cualquier local libre de las condiciones del alto palermo.
dejen el shopping para giordano y riki sarkany.

Anonymous said...

Desde que descubrí Capítulo 2 rara vez compro en otra librería. ¿Por qué? Porque siempre me atienden con ganas, porque siempre me recomiendan buenos libros, porque saben su oficio, porque es un placer entrar a un lugar en el que me pierdo, en el que me olvido irremediablemente de la hora. Porque tienen libros que no se consiguen en otras librerías. Por sus libreros.
No voy a decir que esto me asombre, sí que me da mucha pena.
Tengo la suerte de seguir teniendo cerca el local de Galerías. Espero seguir encontrándome allí con los libreros de Alto Palermo.
Les deseo lo mejor!

Anonymous said...

Estoy muy triste y soprendida por la noticia.Concurria muy seguido a la libreria del shopping y la verdad que encontraba muchisimo material y siempre aparecian cosas nuevas para disfrutar. Me parecia la mas completa de todas las que estaban ahi, una lastima que cierre.

Anonymous said...

Lamento mucho leer esto que les pasa, lamento mucho más que elijan cerrar librerías y dilapiden lugares destinados a la cultura, la educación y la lectura, pero estas realidades ya no me asombran aunque las repudio.
Los felicito por hacerlo saber !! esta carta abierta me parece una buena desicion que agradezco haber recibido porque me permite conocer una situacion que me hubiera llegado disfrazada de no haber sido por uds.
Sigan adelante y mucha suerte con los otros locales.
Marcela S.

Elinor Peiretti said...

Siempre que fui a capítulo dos supieron asesorarme, conseguir libros difíciles y hasta adivinar títulos de libros que no recordaba. Un placer encontrar profesionales amantes de la lectura a cargo de esa librería.

Los felicito por la decisión tomada y por no someterse a las leyes y arbitrariedades del mercado y, en este caso en particular, a la barbaridad del Alto Palermo.

Difundiré el mail y me encantaría que todos, como forma de protesta y apoyo, no frecuentemos ese centro comercial y compremos nuestros libros a través de la web de capítulo dos hasta que vuelvan a la zona.

Anonymous said...

No se desanimen, sigan adelante, somos muchos los que leemos, pensamos y disfrutamos con los libros. Y no con el vacío de la imagen. Era bueno que estuvieran en Alto Palermo, pero también es bueno que estén en otros lados y que abran otros caminos. No hay lugar más feliz que una librería para recorrer. Recuerdo en capítulo haber escuchado una hermosa charla de Santiago Kovadloff, y recuerdo estar rodeada de muchísima gente.
Mucha suerte, difundiré el mail.

Anonymous said...

Como dicen todos, es una verdadera lastima...Las veces que fui a Capitulo 2 me asesoraron muy bien. Se nota que los libreros realmente habían leido los libros, cosa que ultimamente no se encuentra en todas las librerias.
Otra gran novedad de esta libreria fue la de imprimir libros que no se consiguen. Eso fue realmente muy bueno para algunos de nosotros que apreciamos los libros raros.
Me parece muy triste que no sólo el Alto Palermo sino que los vecinos también no le dediquemos lo suficiente a la cultura..
Estoy realmente decepcionada, espero que vuelvan pronto!

cirotrebort said...

Es lamentable que tengan que irse, siempre los intereses económicos prevalece a la cultura.
Espero que los que tenga poder de decisión revean esa medida para bien de todos

Nico said...

Capítulo 2

Había oído que se iban, pero reconozco que no lo quise creer hasta que me encontré con el mail de Uds.
Mi primera reacción fue que estaba leyendo una necrológica:cierre/ muerte.
Segunda:soldado que huye sirve para otra pelea.
Tercera: no está muerto quien pelea.
Los malos son menos pero están mejor organizados.
¿Qué tal si empezamos a organizarnos?
No los quiero extrañar. Quiero seguir contando con Uds.

Tinta Verde

Anonymous said...

Lamento muchísimo el cierre en Alto Palermo, por mi comodidad y porque con el hecho en sí se agregan granos más al sistema devorador. Lamento también el hecho de que tanta información termine desinformando, me refiero a que la mayoría de los lectores -en definitiva, consumidores, compradores- desconocemos cuáles son las librerías independientes y qué servicios de valor agregado brindan y esto es un poco responsabilidad de uds. también. Por otra parte, agradezco la calidad literaria de los libros y el conocimiento de los asesores en el local. Y, finalmente, sugiero mejorar la oferta de libros de arte y fotografía, sé que es difícil porque son libros caros pero más conveniente quizás sea reducirlo a buenos ensayos y teoría si no es posible ofrecer buena calidad y profusión en material con imágenes. Nunca me fue posible encontrar en este sector algo importante y me fui con las manos vacías, y eso no es bueno comercialmente porque al irme a otra librería, la "tentación" a mi deseos literarios se abrió allí.
M.Clara

Anonymous said...

Hola mi nombre es Humberto:
Es una pena que el grupo inversionista dl shopping no se de cuenta de lo mal que estan haciendo.La libreria capitulo 2 es una de las pocas librerias en Buenos Aires donde se puede encontrar libros nuevos y de buena calidad, por que las librerias grandes tiene la tendencia de tener cualquier cantidad de libros a veces libros que sonpesimos.

Anonymous said...

Siento mucho el cierre de la libreria Capitulo II. Hace unos años Alto Palermo Shopping ya habia forzado a la libreria Santa Fe a un espacio mucho mas chico. "...Pasion de mujeres" no es sensillamente ropa. Mi biblioteca es inmensamente mas grande que mi placard. Es una pena que la sociedad esté tan mal representada en estos lugares publicos.

Manuela said...

Me he enterado de la situación de Capítulo por medio de una amiga argentina que se siente dolida por lo que les sucede. Escribo desde España para solidarizarme con la forma en que llevaban a cabo sus funciones como libreros.
Es una maravilla que la persona que te vende el libro sepa lo que está vendiendo y no venda libros como se venden tomates, cosa que ya está sucediendo en este país, donde las buenas librerías están siendo sustituidas por las tipo Corte Inglés, etc.
Ojalá puedan seguir su labor, aunque tengan que cambiar de lugar.
Mucha suerte y sigan con su magnifica tarea.

Alejandra Saguier said...

Y bueno, ya no me quedan razones para entrar en el Alto Palermo. De todas maneras no me extraña la decisión. Es coherente con lo buena que va a estar Buenos Aires.
Seguramente Capítulo Dos puede encontrar otros lugares, por fuera de los shopings en los cuales la cultura y las ganas de compartir lecturas tengan lugar.
Soy asesora de literatura infantil de muchas escuelas y esa librería es uno de mis lugares preferidos para conocer material, para encontrarme con Libreros (así, con mayúsculas) que le pongan pasión al encuentro, como Luciana, con quien compartí comentarios y lecturas en charlas tranquilas y gratas. Es una lástima que de las tres librerías se ciere la mejor, la que tiene mayor diversidad de material y mejor atención (por lejos), de todas.
Seguramente nos seguiremos viendo.
Mucha suerte.
Alejandra Saguier

Martin said...

Hola, quiero felicitarlos por la actitud de no aceptar las condiciones de personajes mercantilistas, que lo unico que ven es el billete y no el valor agregado de la cosa cultural.
Vivo en la esquina del shopping, y entro únicamente para ir al local de uds. Ya que realmente no encuentro otro local interesante.
Antes de que uds. abran me cansé de la mala onda, el desinteres por el cliente y el absoluto desconocimiento de los yennis, personajes que lo unico que hacen es tipear el nombre del libro /autor/titulo que uno busca para luego decirle "Esta en ese anaquel"; falta el "Buscátelo!!". Parece que uno entra a molestar... En fin, haré más ejercicio yendo hasta las GP, o donde estén... Un saludo y sigan adelante.

javier said...

Una pena,pero los cambios suelen ser malos al principio para transformarse en oportunidades luego, asi que gracias por el mail y espero el proximo con la nueva direccion para seguirles comprando aparte de GP a la que tambien paso,que tal una web con compras por internet y luego nuevo local y chau AP .Un saludo Los empleados donde los veremos son amables y saben lo que hacen.

Melina said...

Hace cuatro años encontré la única librería en la que tenía la chance de encontrar todo en poesía. Dos años después, mi marido me comentó que un compañero suyo era el esposo de una de las dueñas de esa librería. Un día antes de casarme, mi marido los invitó a casa porque ella quería conocerme antes de ir a mi fiesta. Hoy, tengo un sobrino adoptivo que me hace feliz. Hice colas esperando a Potter y mis navidades fueron pretexto para comprar libros para todos. Capítulo es mi libreria. Y lo seguirá siendo. Porque es la única libreria en la que todos los clientes somos tratados como únicos, con cuidado y profesionalismo. Buenos Aires PoD fue una innovación que pocos podrán igualar. Y lo mejor es que, en no mucho tiempo, la moda va a cambiar y Alto Palermo se va a dar cuenta de lo que perdió. La cultura no pasa de moda. Los libros, tampoco. Por favor, abran otra sucursal!!! Queremos más Capítulos!!!! Los seguiremos capítulo a capítulo, página a página, paso a paso. Melina Perlongher y Jose Luis Canciani.

susu said...

Hola Capitulo dos:
Los vamos a extrañar.Lamentamos que el Alto Palermo pierda tan acogedor espacio.
Compartimos las visitas de Nik y las lecturas de cuentos infantiles, que pena perder todo eso.
Lo mas triste es que las empresas hipotequen el futuro de hijos y nietos por unos centavos mas lamentablemente cuando se arrepientan será tarde.
Seguiremos inculcando a nuestros niños el amor por la lectura y por enriquecer el espiritu y no el consumo por el consumo!!!
Los buscaremos por Pacifico y gracias por intentarlo por nosotros valoramos mucho su esfuerzo!!!
Suerte y sigan luchando muchos lo tenemos en cuenta y cada chico que se enamora de un libro es un exito.
Susana Fernandez del Palacio

Anonymous said...

ME DA MUCHA PENA LA NOTICIA DE LO QUE HAN DECIDIDO CON EL LA LIBRERIA EN CAPITULO DOS.- IRE A GALERIAS PACIFICO.- ES OTRA MUESTRA MAS DE LA PODREDUMBRE DEL MERCADO IMPUESTO EN EL AÑO 1976 POR MARTINEZ DE HOZ Y QUE CONTINUÓ CON LOS DISTINTOS TITERES DE TURNO HASTA EL DIA DE HOY.- NO IMPORTA FUERZA CAPITULO DOS, ALLI ESTARÉ

El Turco said...

Soy regular cliente de la librería y siempre me gustó el clima del local , y la atención de los vendedores. De hecho siempre fue la primera opcion para comprar un libro, de las tres librerias que hay.

Me da pena que ya no estén cerca de mi casa, y pasaré por el local de Galerías cuando está por el centro.

Anonymous said...

Por un lado lamento la noticia, vivo cerca de Alto Palermo. Capítulo 2 es mi librería favorita y ¡me quedaba a mano!. Y confieso, siempre me extrañó esta Librería (sí, con mayúsculas) en Alto Palermo. Me vuelve a extrañar en Galerías Pacífico. Digo, la atención de la librería, la formación de sus vendedores, la propuesta, las charlas a las que he concurrido con enormísimo placer, nada se condice con estos "centros comerciales". Digo, solo tal vez Capítulo 2 esté yendo ahora por mejor camino. Soy cliente de la Librería desde hace años y los conozco a todos y todos me conocen aunque tal vez no asocien mi nombre con mi cara pero estoy segura que si voy y me presento sabemos quiénes somos, y es maravilloso. Maravilloso porque conocen lo que me gusta leer, me orientan, me seducen con nuevas ideas y propuestas, me aconsejan, "chusmeamos" juntos en qué puedo incursionar tras finalizado un libro y ante la adquisición del próximo! La propuesta de la Librería es sumamente interesante y pude estar y charlar con escritores de primerísima línea, algo impagable! Con todo esto, insisto, Capítulo 2 se me hace una librería más de barrio, más de gente con inquietudes reales, gente que de verdad se quiere comunicar y quiere comprender y quiere cuestionar y quiere ahondar y quiere volar. Qué tenemos que ver con Alto Palermo? He estado con Caparrós por ejemplo en la librería ... en Alto Palermo!!! Suena contradictorio, no? Digo, alguien posteó por ahi, "qué esperaban de Alto Palermo, un gesto de grandeza?". Capítulo 2 empieza a ir por mejor camino. Claro que sí. Besos y nos seguimos viendo.

Alejandro Razzotti said...

Es una verdadera lástima. Me acabo de enterar con el email que me enviaron desde C2.
En Alto Palermo han decidido restringir el aroma de los libros haciendo el ambiente menos respirable. Un abrazo, nos seguiremos viendo en las próximas iniciativas,
Alejandro Razzotti

Anonymous said...

Soy de La Plata y al menos dos veces al mes tengo la oportunidad de recorrer el Alto Palermo mientras hago tiempo para llegar a horario a alguna entrevista personal. Una de las paradas obligatorias era Capitulo dos. Aunque no siempre entraba, me sentia a gusto observando detenidamente, sabiendo de la buena predisposicion con que siempre me han atendido. Me da mucha pena lo sucedido, y por supuesto, cuando vaya a Galerias Pacifico no voy a dejar de pasar.

Monique said...

Soy clienta de Capitula2 desde que un librero a modo de oráculo responde con acertadas recomendaciones, todas ellas una tras otra, y es este un elemento distintivo respecto de otras librerías en las que los estantes pueden confundirse con góndolas de supermercado. Nos vemos en el shopping de la peatonal. Buen año y sigan pa'frenchi que hay página pa'rato.

Marina Stark said...

No quiero reiterar lo dicho y dado que coincido con la mayoría de los comments, dejen el shopping para quienes consumen productos masificados.

He pasado maravillosas tardes de cuentos con mis hijas, he encontrado libros que no había en otros lugares y siempre he recibido el comentario justo de la persona que me ayudó. UN PLACER !

Y hasta tanto encuentren un lugar más acorde a vuestra filosofía, mantengan a Galerías Pacífico como un buque insignia. Allí los visitaremos.

Ernesto, Karina y resto del equipo, mi más profundas GRACIAS por estos años de acompañarme.

Espero saber donde se trasladan.

Un gran cariño.

gabi said...

viví muchos años en jerusalem y la biblioteca y los cuenta-cuentos eran parte de mi vida cotidiana y la de mis nenas; acá tuve un bebé que ya cumplió dos años y todavía no conoce una biblioteca...creo que la iniciativa de ustedes es muy valiosa y ojalá lo sigan intentando y sigan creciendo; quién sabe tal vez el próximo local sea más cerca de mi casa...
muchas gracias a Karina que me contó su historia y que muchas veces nos consiguió libros agotados a mí y a mi mamá

Rubén Eduardo Gómez said...

Indudablemente el problema de ser independiente es justamente ese: serlo. Todos valoramos la valentía de ser independientes pero a la hora de comprar la gente va a Yenny, a Jumbo, a Carrefour... Yo tengo una editorial en el sur y conseguimos que 44 librerías importantes - e independientes - librerías de libreros, vendan los títulos, no pudimos ni en Yenny, ni en Cúspide y tampoco en algunas Boutique del Libro. Nos pasa también que la gente compra los títulos de Alfaguara, Planeta, que también son monstruos, y las editoriales chicas nos debatimos entre la espada y la pared. Debemos trabajar todos juntos para que estas cosas cambien, si no la uniformidad de lo que leamos o dejemos de leer estará signado por suplementos culturales y grandes editoriales.
Creé un link en http://velaalviento.blogspot.com para que todos los que entren buscando información de la editorial también puedan leer la Carta abierta y darse una vuelta por el blog de Capítulo dos, una de las mejores librerías del país.
Un fuerte abrazo y toda mi solidaridad.

Anonymous said...

Malísima la noticia... siempre que fui a Capítulo sentí lo suyo eran los libros y con mucho gusto podia estar horas y horas chusmeando anaqueles, sentandome en el sector infantil, disfrutando de la experiencia con Bibliografika. Bueno, ahora sí y más que nunca ¡adelante!

Anonymous said...

Cuando la cultura de un pueblo es atacada por las especulativas políticas de mercado de grises contables que solo hacen culto venerable al dinero que entra en sus bolsillos. Nosotros, los que los sufrimos, viendo por ejemplo, como cierran buenas librerías hechas por libreros serios. Deberíamos ponernos de pie y hacer cacerolasos frente a las puertas de sus shoppings. Solo para que vean que somos más que ellos. En todo sentido.
Carlos A. Vinacour
DNI 10424597

Floo said...

hola, mi nombre es florencia y tengo 15 años...me parecio muy mal que alto palermo decidiera eso!siempre compre mis libros ahi, porque siempre atendieron bien y los pude encontrar.Es un desperdicio sacar una libreria y cambiarla por un negocio de ropa o de cds o por lo que sea que lo vayan a cambiar.Esto hace que cada vez menos chicos lean y que desperdicien el tiempo en comprar y comprar jueguitos de lucha y armas.
viendo que ya cerraron y no pueden hacer nada al respecto, les recomiendo que se muden a un local, preferentemente en palermo :), asi todos los que comprabamos ahi no nos vamos a sentir tan perjudicados y vamos a poder seguir comprando lo que nos gusta. Bueno, muchisimas gracias por estos 4 años, es una pena que justo se vayan cuando ya se esta por publicar el libro nº7 de Harry Potter, ame siempre las cuentas regresivas que hacian :).

Anonymous said...

Concuerdo con la opinión de C.Vinacour. Los que toman este tipo de decisiones son los mismos que no saben diferenciar a Fujimori de Murakami, pero pueden identificar en un abrir y cerrar de ojos un traje de Armani a 100 mts de distancia

Anonymous said...

Si, son los vicarios de la cultura líquida, de la marca por sobre el contenido. Los Tinelli de los shoppings.
Lamento lo que le sucede a los dueños de Capítulo 2. Sepan que con esos personeros no se puede difundir cultura. Propongan un evento: Bailando con un shopping y verán como se prenden.
Avísennos donde van, nosotros los seguimos.

Eva said...

Desde que nació mi hijita, uno de sus paseos favoritos, durante sus casi cuatro añitos, fué ir "a la librería del shoping". Nunca le interesó el edificio ni sus tantos negocios, sino entrar directamente a la librería para disfrutar del cálido espacio de lectura infantil y visitar a quienes con tanto cariño siempre nos dieron la bienvenida. Con lo mucho que acompañamos su estímulo por la lectura, no se me ocurre como poder explicarle que existan deciciones como las tomadas por Alto Palermo. Me provoca una enorme tristeza el cierre. Sin duda los seguiremos a donde estén.

humanoide said...

No voy a olvidar jamás el día que conocí la librería... Entonces se estaba organizando el evento en homenaje a Bukowski. Desde entonces he sentido un amor por la librería que dura hasta hoy.

Me alegra que la carta abierta se difunda. Espero que realmente haga algo de ruido en los oídos de quienes han tomado las decisiones de remodelación en el shoping.

¿Les remorderá la conciencia?

En fin, no quiero entrar en cuestiones morales...

"Lo que no te mata, te hace más fuerte"

Así habla el Humanoide.

Hernan Lovazzano said...

Realmente es una pena que no se prioricen ni valoren aquellas cosas que nos facilitan y aportan sabiduría, conocimiento e inteligencia. Soy un fiel testigo de los cimientos que erigieron esta prestigiosa librería, en donde, sin ningún lugar a dudas, en un tiempo este suceso por el cual están atravesando pasará a ser una simple anécdota dentro del "Capitulo 2" que maravillosamente están redactando. A los 4 pilares de Capitulo 2 (ES, ES, EG y KE) mi apoyo y humilde pedido para que podamos continuar deleitando el aporte de cultura que nos ofrecen desde hace tantos años.

HPL

nuevasartesanias said...

Lamento lo que acabo de leer. Porque las corporaciones estan en manos de ignorantes, sera porque tienen capitales gracias a la venta de drogas, armas etc.? Nunca se acercaron a un libro y no conocen su valor. Lamentablemente es la epoca de oro del 666.
Ojala tengan consuelo amigos de CAPITO DOS !!!!!!

Anonymous said...

BASTA DE HIPOCRESIA!!
Se hacen los abanderados de las librerías independientes, pero sus vidrieras estaban llenas de libros de $666.
Si yo pregunto por que no tenían ahí libros de autores independientes, con toda lógica me responderían que ahí va lo que se vende…
Y la ley es pareja para todos, en el Shopping se queda el que vende. El que no, se pone una hermosa librería en la avenida Corrientes, y sus fieles seguidores irán a comprar sus libros allí (vestidos con sus camisas de Key Biscayne, compradas en el mismo Shopping que les rompió el corazón).
Acá somos todos solidarios, mientras no nos requiera demasiado esfuerzo.

AFO said...

Estoy de acuerdo con el articulo y me da mucha pena, yo soy un visitante seguido de las librerias y me llama la atencion que en las grandes tiendas cueste encontrar buenos libreros ( porque no los hay )y muchos libros no se consiguen, salvo los best seller, pero si buscas algo de Filosofía, Historia, biografias tienen muy pocos estantes dedicados a ellos. En fin mi unica forma de luchar es comprar solo en las librerias independientes y es lo que voy a empezar hacer con más frecuencia, otro dato que no es menor es la poca predisposicion en estas grandes tiendas ( yenny, cuspide ) en la atencion a sus clientes.

Melina said...

al comentarista que habla de hipocresía,disculpá, es respetable tu opinión y seguro lees mucho; pero se ve que no tenés idea de lo que es una librería independiente. y se ve que no ibas a Capítulo 2 seguido; porque si hubieras ido sabrías que ellos distribuían libros de autores y editoriales pequeñas también. he sido cliente por muchos años porque leo poesía y, siendo el sector con mayor problema para la edición y distribución para los autores pequeños, encontré en Capítulo todo lo que busqué. hay libros carísimos en Capítulo 2, al igual que los hay en las librerías de la calle corrientes. y por último, se ve que mirás vidrieras pero no entrás a las librerias, no es muy bueno eso porque sería como juzgar a un libro por su portada, y podemos convenir en que los autores pequeños, como los que referís, publican en editoriales pequeñas que no tienen mucho recurso para crear tapas muy atractivas. gracias y saludos.
saludos, melina

Anonymous said...

hoy pase por la planta baja del shopping..y reconozco que me afecto la repentina ausencia de cap 2...los ultimos libros para mis hijos los compre para reyes..y a ellos siempre les fascino entrar alli.todos en mi flia saliamos siempre felices con un libro en la mano..nunca me voy a olvidar de cuando salio el ejemplar de harry potter de madrugada..la cara de felicidad de mi hija,la mas chica de la cola,durante la espera...
Estaria bueno que abran un local cerca,por av.Santa Fe..para que los vecinos podamos seguir disfrutando de la libreris.de todos modos les voy a seguir comprando por internet...mucha suerte y no se den por vencidos!! VALE LA PENA

Anonymous said...

Soy Peruano. Peruano. Hace 15 años que vivo en su pais y la primera cosa que me llamo la atencion fueron sus librerías, su cultura de lectura, y es una de las cosas a la que me acostumbre rápidamente. Soy ávido lector, y sobre todo, en una niñez de pobreza que tuve, lo único que tenia eran los libros. Toda librería que cierra es una herida que se abre en la cultura. Pero hay algo que su pais me enseño y estoy seguro, que si a mi extraño en su tierra me prodigo sin mezquindad, a uds tambien les sucedera es que despues de esta afrenta ocasionada por la frialdad de subastar un espacio dedicado a la cultura les encontrara un lugar mil veces mejor, donde podran nuevamente seguir con ese amor y dedicacion a gente como yo, que creen que un libro leido mas es acercarse mas a la libertad.

Belén said...

Hola, soy Belén, tengo trece años, es una lástima que lo hayan sacado del Alto Palermo, últimamente al shopping se le dió por remodelar, pero no pensé que sacarían una de las librerías, voy a ir a galerias pacíficio.
Suerte

Anonymous said...

Lamento enormemente el cierre porque preocupa el destino laboral de todas las personas del local.

Espero puedan abrir otro más adecuado a la comercialización independiente; es decir, bien ubicado pero afuera de donde residen los monstruos sagrados.

Les mando mis deseos de futuros éxitos y también el poner en práctica un mayor compromiso con lo que plantean ideológicamente, ya que la industria editorial se come las buenas intenciones.

Alberto E. said...

A ver si lo entiendo, ¿dicen que estos tiempos los convirtieron en escépticos, o que estos tiempos confirman su escepticismo? Si como ustedes postulan, "cultura" y "consumo" no van de la mano (y por eso se necesitan librerías que no apunten al "consumo masivo"), entonces: ¿por qué llorar la leche derramada de no estar más en el shopping que es el palacio del consumo? Supongo que los lectores que no se encandilan por esas luces podrán comprar en otros lados. Y que se entienda: no veo mal las librerías en los shoppings ni los shoppings en las librerías, pero intento razonar con la lógica que ustedes proponen y no comprendo el por qué de tanto apego a algo tan abominable como el Alto Palermo (salvo que estar allí sea más redituable que en otro lado).

En otro orden de cosas, ¿qué tienen de malo las cadenas de librerías? Me lo pregunto como editor. Piden el cincuenta por ciento, pagan puntualmente y liquidan de la misma manera. Capítulo 2, por ejemplo, exige el cuarenta y cinco, hace el favor de tomarle los libros a una editorial independiente y no los exhibe (y eso que si somos todos hinchas de “independiente” deberíamos ayudarnos, ¿no?). Me pregunto, ¿es ese cinco por ciento de diferencia el que hace que las cadenas naden en dinero y las librerías independientes como Capítulo 2 no? ¿O Capítulo 2 tiene por política pedirle más descuentos a las editoriales más pequeñas y obtienen menos descuentos que las cadenas de las editoriales grandes y masivas como Planeta, Sudamericana, Ediciones B, Urano, etc? ¿Es por eso que se quejan? ¿No creen que las mismas grandes editoriales que avanzaron sobre la cadena de distribución llevando sus libros directamente a las librerías independientes pueden hacer lo mismo con las librerías y llevarlos al público directamente? ¿Acaso Planeta, Urano, B, Sudamericana and friends no pueden hacer su propia red de librerías (de la misma manera que tienen copados los supermercados con Market Self)? ¿Acaso no pasa ya en España con Casa del Libro y Espasa Calpe? Y, en ese caso, las librerías independientes tendrían que competir con sus proveedores, que, para hacer más rentable su propio negocio tipo Casa del Libro, les van a quitar descuentos. Pese a todo, Capítulo 2 (y otras librerías, no quiero demonizar a nadie) decide priorizar, beneficiar el trabajo con las editoriales “grandes” que en algún momento los van a apuñalar por la espalda.

El capitalismo es así, ya lo decía Marx: “Los capitalistas van a vendernos la soga cinco minutos antes de que los colguemos”, y no tiene nada de malo: son las reglas del juego. Como editor independiente las acepto y les hago sin chistar el cuarenta y cinco por ciento a librerías que no tienen ni la cuarta parte del caudal de ventas que las cadenas y no protesto por la exhibición y llamo mil veces para pedir liquidaciones. Lo que no entiendo es por qué ustedes no aceptan las mismas reglas, por qué el “pez grande se come a pez chico” está bien cuando ustedes son el pez grande (las editoriales pequeñas necesitamos mucho más a las librerías de lo que ellas a nosotros), pero está mal cuando el pez grande es Alto Palermo (parece que el shopping los necesita menos a ustedes de lo que ustedes al shopping para facturar).

A ver si lo entiendo: empecé con una cita de Sam Shepard y voy a terminar con otra cita: “Muchachos, saquémonos las caretas”. Esta es de Flor de la V.

Ernesto said...

"alberto e.": contás que sos editor independiente y hablás de la política comercial de mi librería. Nos conocemos? Contame quien sos, ya que me gustaría responderte, sabiendo con quien estoy "hablando".
- Ernesto.

Elwen Storm said...

Realmente qué bronca!!! Ya no puedo comprar libros como antes , por que:

1) libros mucho más caros,
2) odio las cadenas de librerías y que atiendan gente que no tiene la menor idea de literatura! Me tocó uno que no sabía quién era Umberto Eco!!!!
3)estoy desempleada, o sea sin dinero...

Son cosas difíciles de tragar, pero, ojalá que algún día esta situación se revierta!!!

Todo mi apoyo a Capítulo Dos!!!

Arienmir said...

Es una pena, en el lugar donde vivo ahora hay cuatro librerías independientes y una gran cadena. Lo cierto es que prefiero las independientes, espero poder visitarlos la próxima vez que vaya a Buenos Aires.

Anonymous said...

1.Una librería dentro de un shopping no puede ser independiente, una librería independiente es una de barrio donde el librero también limpia los pisos, los vidrios y el inodoro, porque la rentabilidad es muy baja y no está dispuesto a hacer concesiones a cambio de independencia.
2. Usted recibió mucho dinero por la venta de Yenny. Y no le importaron las consecuencias que eso traería al sector editorial. Ahora chilla....

Francisco

Anonymous said...

Mi nombre es Micaela y resulta que soy librera, trabajo en una cadena de librerias y mi cultura y la de mis compañeros no es menor que la de otros libreros, por mas que estos se autodenominen "independientes". No recomendamos nada por la sola sugerencia de la editorial, es ahi donde se pierde la independencia. Lo importante es la calidad de los libreros, mas alla de que sea una libreria de barrio o una super cadena en Unicenter. Son los libreros los que le dan entidad a una libreria, no la cantidad de sucursales que esta posea.

Saludos


Micaela

Anonymous said...

Me gustaría conocer una librería dentro de un shopping que se niegue a vender los best sellers infames de cualquiera de los tres grandes grupos editoriales.
Para lo cual cuentan con todo el márketing grafico: exhibidores, colgantes, etc.
Sólo con no recomendar no alcanza. Lamentablemente el valor del metro cuadrado es quien decide...

Anonymous said...

Nada debe ser tan fundamentalista como decidir entre una gran cadena o una librería independiente. Todos los que hemos visto con nostalgia la peli Tienes un Email, siente que es una pelea despareja desde el punto de vista económico. Soy una buena lectora, las cadenas no tienen servicios personalizados. Lo importante es que las pequeñas librería o las llamadas librerías independientes conservern un"estilo" de trabajo. No sería fantástico entrar a una librería y que te sirvieran un cafecito mientras hojeas libros, que tuvieras a mano una compu para consultar, un sitio donde leer al menos unos pocos libros, un lugar donde se den charlas o se unan grupos de lectores. En este país falta creatividad, falta calidez. Yo si pudiera tendría una librería con un pequeño pub donde se reunieran amigos, lectores y todo fuera armonioso y sereno. Como la Tienda de la esquina de la peli citada-al respecto a nadie se le ha ocurrido ponerle ese nombre a una librería-. Leer clásicos o leer best seller comerciales es una opción de cada uno. Lo importante es leer. Ojalá alguien un día me preguntara que tipo de librerí querés, creo que es fácil tener ideas lo que no es fácil es tener dinero para ponerlas en práctica. Saludos.

BRUJIS said...

Me parece que en lugar de desanimarnos habria que encontrarle la vuelta para q estas cosas no pasen.
¿como combatir a los grandes?
Si ellos hacen promociones, uds tbn. Si ellos tienen descuentos, uds tbn. Si ellos tienen una tarjeta de puntos, uds tbn.
Y sobre todo uds cuentan con la capacidad de darles un plus q es el conocimiento de libros y autores. Que ese frutillita sea el puntapie que marque la diferencia.

En lugar de dejarnos caer hay que subir un escalon por encima cuando todos se han dormido.

Anonymous said...

Te aplaudo, Alberto, por no dejarte llevar por sentimentalismos y golpes bajos, y ser el único capaz de enfrentarse y decir la verdad como es, y no como algunos la muestran.
No creo que los "libreros" de c2 sean sólo amantes de los libros y los lectores. Si no, ¿por qué les molestarían tanto las grandes cadenas, si son un modo más que válido para que un lector se encuentre con su libro, como en algún lado de esta "carta abierta" leí? Y tampoco nunca me regalaron nada para que lea.
A mí, en Yenny o en El Ateneo siempre me atendieron muy bien, vendedores cultos, que me han dejado mirar lo que quise el tiempo que quise, y nunca retaron a un hijo mío por agarrar un libro sin tanto cuidado. Y eso sí me pasó en c2.
Te mando un beso grande. Y che, Ernesto, dejá de apretar.

Marie said...

Para mirar libros el tiempo que uno quiera existen las bibliotecas. Si no, en una hora uno lee una novela breve y la deja en el estante.
Hay que enseñarle a los niños que los libros se miran con cuidado porque después otro niño debe recibirlos en perfectas condiciones. Para que personas como vos o como yo luego no le digan al librero "y .. no tenés otro".

Anonymous said...

What are some simple things I can do to protect my PC from viruses and hackers? [url=http://gordoarsnaui.com]santoramaa[/url]

Anonymous said...

Ernesto, que opinión te genera la Escuela de Libreros que se acaba de lanzar en la Feria del Libro y por el otro lado si Capitulo 2 es socio de CAPLA (la Camara de Papelerías, Librerías y Afines) que acaba de organizar esto con el estado Nacional y la universidad de 3 de Febrero.